domingo, 27 de febrero de 2011

No me quieres, no estás a mi lado.

-Parece que siempre hay algo que lo estropea todo, ¿no crees? Algo invisible, que intenta que todo salga mal, y que casi siempre lo consigue.
+¿De verdad lo crees?
-No, lo sé seguro.
+¿Y qué te ha pasado para pensar eso?
-Tú.
+¿Yo?
-Sí, tú. Por mucho que te quiero hay algo que hace que tú no me quieras. Por mucho que te necesito hay algo que hace que nunca estés a mi lado.
+Pero yo sí te quiero, y sí estoy a tu lado.
-Pero no me quieres de la forma que yo te quiero, y no estás a mi lado de la forma en la que yo te necesito.
+¿Y de qué forma es?
-Quererme hasta el punto de ser tu vida, la razón de tu sonrisa, la culpa de tus lágrimas. Necesitarme de forma que estando a mi lado lo único que quieras es abrazarme y no soltarme  nunca.

sábado, 26 de febrero de 2011

No se elige a quien se ama.

-Si encontraras una lámpara mágica, ¿qué harías?
+Frotarla, para que saliera el genio de dentro y me concediera tres deseos.
-¿Y cual sería el primero?
+Ser feliz siempre.
-¿Y el segundo?
+Apreciar lo que tengo sin sufrir por culpa de eso.
-¿Y el último?
+A ti.
-¿A mi?¿Por qué?
+Porque solo tú puedes hacer que se cumplan los otros deseos. Porque solo tú me haces feliz. Porque solo a tu lado aprecio lo que tengo y no sufro por ello. Porque solo...
-¿Solo qué?
+Porque solo con que tú sonrías, yo sonrío. Con que tú llores, yo lloro. Con que tú rías, yo río. Con que tú me ames...
-¿Tú me amas?
+No, aunque tú no me quieras yo no puedo evitar quererte y necesitarte.

viernes, 25 de febrero de 2011

Para siempre.

-Coge mi mano.
+¿Para qué?
-Para que vallamos juntos.
+¿A dónde?
-A cualquier lugar.
+¿Eso dónde está?
-No lo sé.
+¿Y cómo vamos a ir?
-Juntos. Tú y yo. Nadie más.
+¿Y nos querremos mucho?¿Y me necesitarás cada día? ¿Y me dirás 'te quiero' al despertar?
-Y serás mi vida. Y seremos felices, para siempre.

jueves, 24 de febrero de 2011

A tu lado, contigo.

-Ven.
+¿Dónde?
-Vamos, sígueme.
+¿Dónde me vas a llevar?
-Tú solo quédate a mi lado, para siempre. Sin importar lo que digas los demás, sin que nos afecte el camino. ¿Y qué mas da dónde nos lleven nuestros pasos? A mi lo que me importa es que los he dado a tu lado, contigo.

lunes, 21 de febrero de 2011

Somos tú y yo.

Somos tú y yo, contra el mundo. Solo eso. Simplemente parados en una carretera llena de coches y sin separar las manos. Sonriendo enamorados. Mirándonos a los ojos. Pensando que jamás vamos a soltarnos. Queriendo no dejar de querernos nunca. Viendo los coches pasar y a las personas de dentro quejarse. Pero ahí estamos tú yo, parados. A pesar de lo que digan los demás, en contra de lo quieren. Muchos intentan separarnos, pero ahí seguimos juntos, como al principio de decidirnos a hacer esa locura. Y nadie consigue que dejemos de sonreír. Nadie logra que dejemos de querernos. Ninguna persona termina por separarnos. Se dan cuenta de la forma en la que nos miramos, de las sonrisas que tenemos, ven que estamos unidos y que jamás nos separarán. Y nos decimos, sin dejar de sonreír, que si alguien llega y nos separa 'perdemos'. Y como dos niños pequeños jugando a estar enamorados, ninguno queremos perder.

¡No lo intentes!

-¿Por qué no lo intentamos?
+¿El qué?
-Dejar de hacernos daño, dejar de sufrir el uno por el otro, dejar de sentir lo que sentimos.
+¡Nunca! No pienso dejar de quererte como te quiero. Pase lo que pase.
-Pero es que solo es dolor y tristeza y pena y sentimientos que hacen daño...
+¿Y cada sonrisa?
-¡Pero son demasiadas lágrimas!
+Si tú quieres dejar de quererme, no te lo voy a impedir, pero no pretendas que deje de necesitarte para ser feliz, porque sería intentar que pasara algo imposible.

domingo, 20 de febrero de 2011

It's not the same.

-Te quiero, nada va a cambiar eso,te necesito,eres mi vida y mi razón de vivir.
+¿De verdad?
-Te lo prometo.
+Demasiadas promesas...
-¿Por qué? Sabes que todas son verdad.
+No, no es cierto. No lo sé. Ni siquiera sé si de verdad me quieres.
-Te lo he prometido. ¿No te fías de mi palabra?
+No me fío de tus sentimientos.

Tiene fin.

-¿Significó algo?
+¿El qué?
-Lo que vivimos tú y yo juntos.
+¡Claro que sí!
-¿Entonces?
+No te entiendo.
-Entonces me pregunto que por qué fue tan sencillo, tan corto, tan...doloroso.
+Porque dejamos de querernos.
-Yo nunca dejé de quererte.
+Yo tampoco.
-¿Y por qué se acabó?
+Porque el amor tiene fin.

Queda tanto...

-¿Qué parte de tu destino se quedó conmigo?
+¿Cómo?
-Sí. Qué que parte de todo lo que vivimos sigue siendo mío.
+No sé. ¿Las fotos?
-¿Nada más?
+Pues...creo que no. O tal vez, nuestra amistad.
-Te equivocas. Me quedan las fotos, la amistad, el amor, los recuerdos, las ilusiones, las esperanzas y el corazón roto.

Dados de la suerte.

-Tira los dados.
+¿Por qué?
-Pues para ver que te sale.
+Mm..vale.
-¿Qué sale?
+¡Doble seis! ¿Eso significa que he ganado?
-¡Sí!
+¿Y qué he ganado?
-Pues lo que tú quieras.
+Quiero un beso.
-¿De quién? Yo te ayudo a que te lo de.
+De ti.
-¿De mi?
+Sí. Quiero mi beso. Quiero tu sonrisa y quiero ser feliz a tu lado.

Una espiral, un juego en el que siempre pierde alguien.

-¡Pero es que no puedo olvidarle, es imposible!
+El corazón es como una espiral.
-¿Y eso qué tiene que ver?
+Qué hasta que no te des cuenta de que cuanto más piensas en él, más te enamoras. Tienes que hacer que no existe. Salir de esa espiral.
-¿Y no puede enamorarse él de mi, como yo lo quiero a él?
+Sí, pero en los juegos de dos, siempre pierde uno.
-¿Y estás diciendo qué voy a perder yo?
+No. Solo digo que podría perder él y tú caer a su lado

¿Love?

-Ella le amaba.
+Él la quería.
-¿Y el problema?
+Nadie quería que se quisieran.
-¿Y qué importa?
+Si el mundo va en contra tuya, no avanzas.
-Entonces no estaban tan enamorados.
+Pocos están lo suficientemente enamorados como para mover el mundo.

Grande

"Lucharé. Lo haré por ti. No pienso dejar que te vayas.¿Me oyes? Jamás me iré de tu lado, ¡nunca! Te necesito. Eres mi vida.Mi sonrisa. Mi corazón.Eres mi 'te quiero'. Eres la persona que me entiende, me ayuda y me hace sonreír en los momentos que mas lágrimas tengo por llorar. La persona con la que quiero estar toda mi vida. Mi futuro, mi pasado y mi presente. La persona culpable de que mi vida sea perfecta porque está ahí siempre. Porque con tu mirada, me haces tan grande..."

Esc.


-¿Qué harías, si en la vida hubiera un botón de 'Escape' que se pudiera pulsar en cualquier momento, y te librara de todo lo malo desde el instante en el que lo pulsas?
+Pues, seguramente, olvidar que está ahí.
-¿Por qué? A veces es mejor poder huir de las cosas que nos hacen daño. Escapar de la realidad tan cruel que existe. Olvidar el mundo y todo lo que tiene que ver con él. Y sobretodo, ahorrarte dolor y sufrimiento sin sentido.
+Llevas razón. Pero todo eso solo significa la muerte, y yo nunca he querido suicidarme, y menos pulsando un botón.

Solo eso.

Queridos Reyes Magos, Papá Noel y todas las personas que reparten regalos una vez al año:
Como este año he sido muy, muy buena, quiero la cosa más simple del mundo; y espero que me la traigáis.
Es muy fácil de llevar, no pesa, no estorba, es muy grande pero no ocupa espacio y es, sencillamente, el regalo perfecto.
No, no quiero ni juguetes, ni ropa, ni dinero, ni ser millonaria. Tampoco quiero ser famosa, ni una casa para mi sola. ¡Ni siquiera quiero un hada madrina! Y mucho menos una bruja.
Lo único que necesito es inmaterial. No se ve, no se toca, no se oye, no se saborea y tampoco se huele, pero sí se siente.
En resumen, necesito lo más bonito del mundo, y si este año no me he portado lo suficientemente bien como para merecerlo, seguiré intentándolo hasta tenerlo.
Gracias por adelantado, y por favor, no me traigáis carbón que lo tiraré.
PD: por si no sabéis que es lo que quiero, quiero la felicidad.

Deseos, navidad, estrellas fugaces, lluvia.

-¿Sabes lo qué he pedido por navidad?
+No. ¿El qué?
-Lluvia.
+¿Y eso?
-Porque la última vez que llovió, tú estabas debajo de mi paraguas, junto a mi.
+¿Eso es lo único que quieres?
-No, también quiero que me quieras.
+Entonces si pasa una estrella fugaz no tienes por qué pedirle nada.
-¿Por qué?
+Porque te quiero, y si quieres que esté a tu lado, no necesitas ninguna estrella, ni pedir ningún deseo, ni que sea Navidad; solo necesitas decirme que esté a tu lado y allí estaré.

Uno y uno no siempre son dos.

-¡Eh! Alegra esa cara, no te quiero ver triste, ¡nunca más!
+No puedo...No tengo fuerzas para nada. Él era mi vida, y ahora ¡no está!¿Qué pretendes qué haga?¿Qué ría?¡Eh, venga, vamos a sonreír que se ha ido de mi lado la persona que mas he querido del mundo!No va a volver, se ha ido para siempre,y con él se han ido mis fuerzas, mis ganas de vivir, de ser feliz y mi sonrisa...
-¿De verdad crees que voy a dejar que sufras, por ¡ese!? ¡No, jamás! Te mereces a alguien mucho, muchísimo mejor.
+Pero es que yo no quiero a alguien mejor ¡yo le quiero a él!
-Pues yo voy a cambiar eso.
+¿Cómo?
-Enseñándote que después de la tormenta, siempre sale el sol, y acaba secando todas las lágrimas y haciendo deslumbrar todas las sonrisas.

Seré lo que quieras que sea mientras me quieras.


-Te quiero.
+Sí, y yo. Pero no eres el tipo de persona de la que yo me enamoraría.
-Seré quien tú quieras que sea.
+Estás loco.
-Lo seré si tú me lo pides.

Dolor.


-No debería hacer lo que hago. No debería quererle como le quiero. No debería tener lo que tengo. ¡No debería sentir lo que siento!
+¿Por qué?
-¡Porque no!
+Pero si lo que haces, lo haces todo perfecto. Le quieres mucho y se lo demuestras cada día. Le tienes a él, y él te tiene a ti. Y lo que sientes es lo más bonito del mundo: el amor. ¿Qué problema hay?
-¡Qué duele, demasiado!

Yesterday, all my troubles seemed so far away.

Ayer, ese ayer tan lejano. Esos años en los que tan bien se vivía. Sin problemas, preocupaciones ni complicaciones.Todas las preguntas tenían su solución. Todas las soluciones eran un 'volvamos a empezar'. Ayer...ayer mis problemas parecían estar tan lejos y ahora...ahora mi vida se basa en ellos. Me encantaban aquellos días en los que el amor no parecía mas que un juego, no era más que eso. Me encantaba la lluvia porque me permitía saltar, jugar y divertirme en los charcos. En aquellos días solo pedía juguetes nuevos, ahora solo pido un 'te quiero' de verdad y que todos mis problemas vuelvan a estar lejos, distantes, inexistentes...

Te regalo lo más bonito que tengo: mi corazón.


¿Por qué los enamorados se regalan rosas?
+Porque son bonitas, como lo que sienten en uno por el otro.
-Pero tiene espinas...¡y duelen!
+Pues igual que el amor. Es bonito, pero duele.
-¿Y tú me regalarías una?
+¿Yo?No. No te regalaría ninguna flor.
-¿Por qué?¿No me quieres?
+Sí, ¡claro que te quiero! Pero las plantas se acaban marchitando, muriendo y desapareciendo, y lo que yo siento por ti es infinito.
-¿Y qué me regalarías para demostrarme tu amor?
+No hace falta que te regale nada. Es tuyo.
-¿El qué?
+Mi corazón.

A little kiss.


-Sonríe.
+¿Por qué?
-Porque te quiero.
+Sí, me quieres, ¡ahora!¿Y después?Cuando no me quieras, ¿qué? Lloraré, lloraré y lloraré, ¡y no quiero!Hace tiempo me prometí no volver a derramar ni una sola lágrimas por tíos como tú, que al principio te quieren y te adoran y después te tratan como basura. ¡No, no y no!
-¿Y si me acerco y te beso?
...
-¿Ves? No es tan difícil.
+¿Y eso qué significa?¡Qué soy tonta!
-No, que me quieres, igual que yo a ti.

Smile.

Una vez tiempo atrás dijo el actor, comediante y escritor estadounidense Groucho Marks: "nunca me olvido de una cara, pero en tu caso me alegrará hacer una excepción". Y así es. Me encantará el día en que piense: "¿quién es ese de mis recuerdos?¿Es el mismo que me rompió el corazón?¿Es ese de las fotos que tiré hace tanto tiempo?¿Es aquel que quise tanto?Sí, es ese; entonces mejor haber olvidado como era, soy más feliz ahora".

Todo el tiempo a tu lado sonrío.


-¡Ah, bueno, entonces vale! Te quiero.
+¿Ves?¿Ves lo qué pasa si me dices eso? Sonrío. Me sale esa sonrisilla que solo sale cuando alguien a quien quieres mucho te dice algo bonito. Cuando alguien a quien necesitas te dice que el también te necesita. Cuando la persona a la que amas te dice que él también lo hace. Esa sonrisa que solo sale cuando la persona más especial del mundo te demuestra que te quiere.
-¿Y sonríes muy a menudo?
+¿A tu lado? Todo el tiempo.

¿Cómo yo? Nadie.

-No creo que seguir junto a ti sea lo mejor para mi. Quiero ser feliz, y aunque eres perfecto, necesito tiempo para mi. ¿Entiendes? Necesito mi espacio. Sola.
+Yo...te entiendo. En eso se basa el amor, ¿no? En comprender a la otra persona, en quererla mas que a ti mismo, en necesitarla mas que el aire que respiras, en buscar su cariño y su calor todo el tiempo.
-Si...¿estás diciendo qué no te quiero, o no te he querido? ¡Por que te equivocas!
+¡No! Yo no digo eso; solo me pregunto ¿quién te llena de alegría?¿Quién te besa, quién te mima?¿Quién te da tanto cariño?¿Quién te da lo que tú pides?¿Quién te quiere y te cuida?¿Quién te alegra los días?¿Quién te admira como yo?¿Quién piensa en ti y te ama?¿Quién respeta tu espacio?¿Quién entiende tus días de cambios?¿Quién saca lo bueno de ti?¿Quién te escucha cuando estás triste?
-Tú...
+Te juro amor que yo por ti daría mi vida y estoy seguro de que nadie jamás te ha querido como yo. Y , por favor, solo te pido que no me olvides.

La estupidez del amor no tiene límites.

-Vayámonos. Vayámonos lejos, muy lejos, más allá del fin del mundo. Vayamos al final del Infinito.
+Yo te quiero,mucho, pero lo que estás diciendo es una estupidez.
-Lo sé. Pero el mundo se mueve por tres cosas: el dinero y el amor.
+Eso son solo dos.Y la tercera, ¿cuál es?
-¿No la adivinas?
+Mm...Tiene que ver con el amor, ¿verdad?
-El amor tiene dos significados: grandes acciones y grandes estupideces.

Corazón listo para sufrir.


Receta del desamor.
-Un corazón sin sentimientos.
-100 gramos de promesas sin cumplir.
-Dos cucharaditas de falsas ilusiones.
-Una pizca de mentiras.
-150 gramos de esperanzas imposibles.
-Sal y azúcar a partes iguales (15 gramos).
-110 gramos de tiempo perdido.
-350 gramos de cacao para los labios (sin usar).
-Un chorreón de dulce miel.
50 minutos.
Se coge el corazón sin sentimientos y se mezcla bien con 50 gramos de promesas y con una cucharadita de ilusiones. Una vez que está todo esto bien mezclado se añade las mentiras y la sal y el azúcar, para dar un toque dulce pero salado, y se deja reposar 15 minutos. Pasado el tiempo de reposo se termina poniendo el resto de las promesas sin cumplir y la cucharadita de falsas ilusiones. Entonces se remueve todo junto con las esperanzas imposibles, el tiempo perdido y los 350 gramos de cacao sin usar para dar sabor. Entonces se mete en el horno a 180ºC durante media hora y se deja enfriar 5 minutos a temperatura ambiente. Entonces se le pone por encima un chorreón de miel y ya tenemos nuestro corazón roto listo para sufrir.

Mis sentimientos no son otros que el amor que siento por ti.


¿Oyes mi risa? ¿Saboreas mis labios? ¿Ves mis ojos como te miran? ¿Notas mi corazón? ¿Sientes lo que siento? ¿Quieres lo que quiero? Te quiero. ¿Escuchas mis palabras? Porque todos mis 'te quiero' son tuyos. Siempre que sonrió es pensando en ti. Todos mis besos son para tus labios. Todas mis miradas son para tus ojos. Mi corazón, es tuyo. Lo que quiero es a ti. Todas mis palabras son 'te quiero, te quiero, te quiero, te quiero y te quiero'. Mis sentimientos: amor.

No, no lo es.


-Solo quiero una cosa más antes de que te vallas.
+No me pidas que me quede, no podría negarme.
-No, no es eso...¿qué ha pasado? ¿Qué ha hecho que dejes de quererme?
+¿La verdad? Duele mucho te lo advierto.
-Me da igual, estoy acostumbrada a sufrir.
+Me voy porque te quiero.
-No...no lo entiendo.
+Yo tampoco, pero es lo que siento. Igual que tú no entiendes porque me quieres a pesar del daño que te he hecho. Igual que yo no entiendo como sintiendo lo que siento soy capaz de irme. No sé. La vida nunca es fácil.

Después de todo, la culpa es mía por dejar que te fueras.


-¡Eh!¡Hola!¿Te acuerdas de mi? Soy aquel al que dijiste que esperarías hasta que supiese lo que quería. ¡Sí, soy yo! Y he vuelto, para quedarme. Porque ahora sé lo que siento y lo que quiero, y te quiero a ti.
+¿¡Quién te crees que eres!?
-Yo...
+¡Tú!¡Sí, tú! Me rompiste el corazón y ¿pretendes que siga esperando a que ¡tú! te decidas por fin qué es lo que quieres? ¡Já!¿Tú sabes lo qué me ha costado olvidarte? Desde el primer día en que te fuiste mi corazón dejó de latir, y cuando consigo dejar de quererte con toda mi alma, vas tú y apareces con un simple '¡Hola!Te quiero'. Y ¿sabes qué? Yo también.
-¿Y por eso estás así?
+Así, ¿cómo? ¿¡Enfadada!? Sí. Pero conmigo misma. Por quererte, por no ser capaz de olvidarte, por necesitarte todo el tiempo, por haberte dejado marchar y por no haberme dado cuenta antes de que todo lo que he dicho, tenía que habértelo dicho antes.

Sin dolor no hay amor.


Gracias por cambiar mi mundo hasta tal punto que llegué olvidarme quien era. Que era lo que quería, que necesitaba. Gracias por hacerme olvidar todos mis males y provocarme uno peor. Gracias por ser mi sufrimiento de todos y cada uno de los días contigo. Gracias por todas las sonrisas falsas. Gracias por hacerme ilusiones, que después no se cumplieron, por romperme el corazón y por ser imposible de olvidar. Gracias por ser "perfecto", gracias por ser tú. Pero a pesar de todo, gracias por existir y haberme enseñado que sin el dolor no hay amor.

Y lo digo de verdad.


-¡Eh, tú! ¡Sí, tú! Ese que me ha roto el corazón tantas veces. Ese que está ahí tan tranquilo sin saber que por su culpa lloro cada día. Ese por el que he dado mi vida y ahora no sé acuerda ni de mi. ¡Ese que dijo que me quería y mentía! Aquel que pasó página tan rápido que la arrancó y ahora no se acuerda de la persona por la que "juró" que mataría. ¡Sí, ese que cada día me sacaba una sonrisa y ahora es mis lágrimas! ¡Ja! ¿Sabes de que me río? Pues me río del tiempo malgastado junto a ti, y también me río, porque por mucho que me queje, te sigo queriendo. Y además, solo una última cosita, yo también te olvidaré como me has olvidado tú a mi; no quedará nada que diga que nos quisimos. ¿Lo más divertido de la historia? Que has cumplido todas tus promesas menos la que me juraste a mi. Muchas gracias por nada. Te lo agradezco de verdad, con lo poco que queda de mi corazón.

Me equivoqué.

-Yo...yo ya no siento lo que sentía antes. Por fin sé lo que siento, y de verdad perdóname, pero no...no te quiero.
+¿Sabes qué? Lo has vuelto a conseguir. Lo has hecho de nuevo. Me has vuelto a romper el corazón. Pero no tienes por qué pedir perdón; yo he sido la tonta que te quiso. Yo he sido la tonta que se enamoró de ti, de tus sonrisas y de tus falsas promesas. ¿Qué decías de un amor infinito?¿Y de que tu corazón era mío? Ahora lloro, pero llegará un momento en el que ría al darme cuenta de lo estúpida que fui al creerte, y sobretodo, al quererte.

5.000


-¿Qué harías si te dieran 5.000 euros?
+Mm...Comprarte un regalo.
-¿Y con 5.000 sonrisas?
+ Regalártelas a ti.
-¿Y si te encontraras 5.000 rosas?
+Enviártelas a tu correo.
-¿Y si tuvieras 5.000 corazones?
+Serían tuyos desde el primer momento.
- ¿Y si te dieran 5.000 miradas?
+Dedicártelas.
-¿Y con 5.000 promesas de amor?
+ Cumplirlas, y volver a prometer otras cinco mil veces que te quiero. ¿Y tú?
-¿Yo? Si me dieran 5.000 euros los donaría a una ONG. Con 5.000 sonrisas no lloraría jamás. Con 5.000 rosas, plantarlas; para tener un campo de rosas. Con 5.000 miradas miraría el mundo cada día con nuevos ojos. Y con 5.000 promesas de amor, yo solo cumpliría dos, la que te prometiera que mi corazón es tuyo para siempre y la que te prometiera un amor infinito.

Cómete el mundo como si fuera un helado.

Se tu misma. Se feliz. Se quien eres, no quien los demás quieren que seas. No temas ser diferente, es lo que te hace especial. No pienses en lo que diga la gente. Que no te importe el pasado ni el futuro, vive el presente. Pásatelo bien, disfruta del momento. Sal a la calle con las personas que quieres y grita en medio de una multitud que va deprisa y sin mirar a su alrededor, que '¡LA VIDA ES FANTÁSTICA!'. Que nadie te diga que no eres capaz de hacer algo, porque se equivoca. Y a las persona que te han hecho daño alguna vez y han roto tu corazón, mándalas a la mierda. Piensa en ti, y en las personas que te han demostrado que te quieren. Y ¿por qué no? Cómete un helado con tu mejor amiga en un McDonald's y siéntete la reina del mundo, por ser la persona más feliz.

¡Ya era hora!


Fui tonta y llegué a creer que realmente me querías. Existían las palabras bonitas, los sentimientos, e incluso los 'te quiero', existía un 'tu y yo', pero no un 'nosotros. Durante un tiempo llegué a pensar que me querías y que yo te quería y cada día me preguntaba por qué no estábamos juntos. Y ahora me doy cuenta de la realidad. No estábamos hechos para estar juntos. Es lo que tiene la vida, te da unos sentimientos y después hace que los pierdas. Yo ahora no siento nada por ti, y sé que tú tampoco por mi; y ¡mejor! así soy feliz. Ya era hora de que me tocara dejar de sufrir, por fin.

Don't stop.

Cuando cometes un error lo que intentas es borrar el pasado y volver a vivir ese pequeño instante en el que te equivocaste. Deseas echar el tiempo atrás y no decir lo que dijiste, no pensar lo que pensaste, no hacer lo que hiciste. Pero no te das cuenta de que lo único que se puede hacer con el pasado es recordarlo u olvidarlo, y después, seguir adelante.

Perfecto como tú.


-Te quiero.
+Y yo. Pero...
-¿Pero...?
+Pero el mundo no quiere que nosotros estemos juntos. No duraremos mucho. No vamos a ser felices si el universo entero nos quiere separar.
-¿Y qué me importa a mi, si lo qué quiero es ser feliz junto a ti?
+Hagamos una cosa. Creemos un mundo nuevo. Uno en el que seamos felices los dos. Juntos para siempre. Un sitio nuevo y en el que no exista la palabra 'fin'. Un lugar para soñar, disfrutar y sobretodo, para vivir. Vivir él uno junto al otro. ¿Te parece bien?
-Me parece perfecto, como tú.

¿Sufre y es feliz,sonríe y llora,grita y calla?Aquel que ama.


Aquel que es fuerte no es el que tiene fuerza, sino el que afronta los problemas. Aquel que admite que los errores son suyos. Que acepta las consecuencias. Que sufre el castigo de sus actos.
Aquel que es valiente no es el que se enfrenta a todo sin temer nada, sino el que se atreve a llorar delante del mundo como si fuera un niño. Es el que es capaz de vivir su vida sin que le importe lo que pueda pensar la gente, lo que digan las personas.
Aquel que realmente ama no es el que dice 1000 veces al día 'te quiero', si no aquel capaz de demostrarlo. Aquel que no se para a pensar nunca si quiere a esa persona realmente, si no aquel que vive cada momento a su lado al máximo. Aquel que disfruta a su lado y confía en la otra persona cuando no están juntos. Aquel que no borra las fotos nunca, si no que las guarda toda la eternidad para recordar que amó a esa persona. Aquel que tiene un corazón tan grande como para querer con todo su corazón, pero aún así hay espacio para más personas.
Quien realmente ama es aquel que sufre y es feliz, sonríe y llora, grita y calla, y todo eso en el mismo momento sin pensar en otra cosa que no sea en la felicidad de la otra persona.

¿Cómo saberlo?


-Me he dado cuenta de lo que realmente quiero. Y no es a ti.
+¿Qué he hecho mal?
-Ser tú mismo. Ni yo estoy hecha para ti, ni tú para mi. Destino supongo.

Cerremos puertas, abramos ventanas y elijamos el camino.


-Estoy ¡tan! cansada de que se me cierren las puertas...No sé si lo mejor será que me quede dentro de la habitación sin intentar salir nunca...
+Pero¡¿qué dices?!¡¿Estás loca?!
-Sí, tal vez esté loca, pero es lo que siento.
+No lo vuelvas a decir. Si se te cierran las puertas, abre ventanas y ¡sigue cerrando puertas! Porque si puedes cerrarlas significa que en algún momento han estado abiertas. Y sí, has desperdiciado una oportunidad, pero estás creando tu propio camino; eligiendo las puertas por las que salir o entrar y las ventanas por las que mirar el exterior.
-¿Y si es mi corazón el que me cierra las puertas? ¿Qué hago?
+Pues es muy fácil. Todo lo contrario a aislarte. Salir por donde que sea y conocer gente nueva. Gente nueva que ocupe el vacío que esa persona ha creado. Y seguro que entre esas personas encuentras a una mejor que te de la llave para abrir o cerrar las puertas que tú quieras.

Start again


Empecemos de cero. Como si nada hubiera pasado. Como si nada nos hubiera distanciado nunca. Como si nada nos hubiera unido nunca. Empecemos otra vez. La misma historia, pero con un final distinto. Uno mejor. Un final feliz. En el que no juntos, pero tampoco separados.

Get outta my way.

A veces tengo que decírmelo a mí misma, para no olvidarlo: nada debe retenerme, volaré siempre hacia delante. Y solo quiero decirte una cosa más: fuera de mi camino. No te quiero más. No. No vuelvas. No te necesito. Eras la piedra en el camino y el pie con el que tropecé; pero ahora tengo alas. No necesito que me ayudes. No necesito que me quieras. Solo necesito que te vallas...y que te vallas lejos. Vuela alto como yo, pero por otras nubes, y aléjate de las mías. Aléjate de mi. Y deja de romperme el corazón, porque ya no tengo corazón que puedas romper. Pero al menos tiene algo bueno esto de no poder amar, de no poder volver a querer con todo el corazón, y es que no duele. Soy completamente feliz. Nada cambiará eso. Pero quiero ser feliz en otro sitio y tú, con tus sonrisas, tus miradas, con cada uno de tus gestos,me estorbas. Así que si apreciaste algo cada uno de nuestros momentos vete y no aparezcas más.

Inventemos nuestra propia historia sin final.


-Te quiero.
+Y yo.
-¿Nuestra historia va a ser como en los cuentos?
+¡No!
-¿Por qué? Los cuentos siempre tiene un final feliz...
+Pero ya están escritos, y yo quiero que inventemos nuestra propia historia. Juntos. Los dos. Tu y yo. Y que no acabe con el típico 'y fueron felices y comieron perdices. Fin.' , quiero que termine con un...no, no quiero que termine nunca.

Irónico, ¿verdad?

Que irónico que después de tanto esfuerzo, no tenga ninguna recompensa. Que después de todo lo que ha pasado nada haya cambiado. Que después de tanto tiempo, todo haya sido nada. Que, a pesar de todos los momentos vividos juntos, eso no tenga importancia ya. Que sutil es la vida, que lo que se crea con el tiempo te lo quita en un solo instante.

Tick-tock-time.


-Creo que lo mejor será que dejemos que corran los días, las horas, los minutos, los segundos...y en alguno de esos pequeños instantes de cada día, ya nos habremos olvidado mutuamente.
+Si todavía nos queremos, ¿qué es lo que ha pasado entre nosotros?
-Ha pasado el tiempo.

Acuérdate de recordarme.


-¿Te importaría recordarme una cosa?
+Claro.Pero¿el qué?¿Cuándo?
-Pues quiero que me recuerdes que te quiero, cuando tú te vuelvas a acordar de que me quieres.

Let's play.


-¡Vamos a jugar!
+¿A qué?
-A contar mentiras.
+Vale. Empiezo yo. No te quiero.
-No te amo.
+Mmm...no sonrío cuando te veo.
-No pienso en ti todo el rato.
+Me aburro.
-¿Por qué?
+Porque es muy aburrido ver como no me dices te quiero.
-Entonces...entonces vamos a dejar de jugar.
+Vale. Gracias.
-Te quiero.
+Y yo.

El cuento más bonito.


-Cuéntame un cuento.
+¿Sobre qué?
-Sobre lo que tú quieras.
+Mm...'Pues erase una vez un príncipe que quería a una princesa muy, muy, muy guapa. Pero todos los días se preguntaba que si ella lo querría tanto como él a ella. Y un día decidió preguntárselo'.
-¿Y qué le dijo ella?
+No lo sé.¿Lo sabes tú?
-Yo creo que le dijo qué no. Qué le dijo qué no lo quería, qué lo amaba.
+¿De verdad?
-Sí. ¿Y cómo sigue el cuento después de eso?
+Tampoco lo sé. Todavía está por escribir. Pero creo qué será un cuento muy largo...¡casi un libro!
-¿Y terminará diciendo: 'y vivieron felices y comieron perdices...'?
+Por ahora el cuento es todo felicidad y lo que bien está, bien acaba, ¿no?
-Por supuesto.

Olvida, diviértete y vive.

-Hagamos una cosa; olvidemos el pasado, vivamos el presente y dejemos atrás el futuro.
+Y ¿cómo se hace eso?
-Pues perdamos los recuerdos para olvidar el pasado, vivamos el presente divirtiéndonos, y dejemos atrás el futuro mientras vivimos.

Date cuenta que nada es lo que parece.


-Yo solo espero encontrar por fin mi príncipe azul y olvidarme de todo lo demás...
+¡Despierta! ¡Deja de soñar! Date cuenta de una vez que el mundo real es distinto. No hay ni príncipes azules, ni naranjas, ¡ni verdes! No existe nada eterno; todo lo que empieza acaba. Lo que se crea con el tiempo, desparece en un momento, la mayoría de las veces sin que te des cuenta. ¡Y ya va siendo hora de que te enteres! La vida te da patadas, pone en el camino, en el momento menos inesperado, piedras, cientos de piedras. Simplemente respirar ya es un problema mayor de lo que parece. Y las personas...las personas hacen daño. Duele cuando quieres a alguien; duele cuando es correspondido ese amor, o cuando o no; duele cuando alguien a quien quieres se va; duele... prácticamente duele vivir. Y con el tiempo aprendes que si esperas de la vida y del mundo que te traten bien... más te vale esperar sentado.

Necesito que vuelvas.

Eres mi mundo, mi sonrisa, mi felicidad, mi razón de vivir, mi...mi vida. Y por eso ahora estoy en mitad de una nada, sin principio ni fin. Me paso el día llorando, triste. Siento que no tengo ninguna razón para vivir. Siento que no...que no vivo. ¿Por qué? Porque no estás. Pero una vez me dijiste: 'sé fuerte aunque me valla, porque eso es algo que los dos sabemos que algún día pasará'. Y así ha sido. Te has ido, estoy en la nada, soy completamente infeliz, pero aún así, soy fuerte. Y todavía espero, con toda las fuerzas de mi corazón, qué vuelvas; me saques de aquí, y consigas que vuelva a sonreír.

Nada es para siempre.


-Dime qué me quieres.
+Te quiero.
-Dime qué no la quieres.
+No la quiero.
-Me estás mintiendo.No me has mirado a los ojos, ni cuando me has dicho 'te quiero', ni cuando me has dicho que no la querías.
+Yo...
-No hace falta que digas nada. Pero me duele mucho. Y no me duele que no me quieras, porque en el fondo ya lo sabía, lo que más me duele es que he sido tonta. Te he creído, y te he querido mucho. He estado a tu lado siempre, no te he fallado , pero aún así...aún así te has alejado de mi. Pero ¿sabes qué?Me da igual. Ya no me importas. Y gracias a ti, he descubierto que la vida no es como los cuentos;no empiezan mal y acaban bien, empiezan bien...y acaba mal, muy mal.

Conozco el principio del cuento, e intuyo el final.


-Te quiero.
+Y yo. Pero no quiero estar junto a ti. No. Estoy demasiado cansada de sufrir tanto.
-Pero ¿por qué? Nos queremos los dos. ¡¿Qué problema hay?!
+Pues que ya conozco el principio del cuento, e intuyo el final. Y no quiero. No quiero volver a sufrir. ¡Nunca más! Ya es hora de qué por fin pueda ser feliz. Dicen qué no eres completamente feliz si no has sufrido nunca, pero yo ya he sufrido demasiado. ¡Quiero ser feliz! Y a tu lado, no lo voy a ser.



¿Para qué?


-¿Para qué soñar si vamos a despertar?
+Pues para tener algo que hacer al despertarnos. Para poder perseguir algo y escapar de la rutina. Para esforzarnos en cada cosa que hacemos. Para luchar, cansarnos y volver a dormir; y seguir soñando. Con ángeles o monstruos. No importa.
-Pero, ¿y si mis sueños son siempre el mismo?
+¿Cuál?
-Qué él me quiere.
+¿Y a qué al despertar piensas en él?En que le vas ha intentar hacer sonreír. Vas a estar a su lado, para que él se de cuenta. Vas a estar siempre cerca suya, para cada vez te quiera un poquito más. Y todo eso ¿por qué? Porque persigues tu sueño, intentas que se haga realidad y le amas lo suficiente como para que cada noche sea en él en el que pienses.

Te quiero, pase lo que pase, te quiero.


-Llevas razón. Estoy cambiada. Ahora soy distinta. Soy una persona nueva. ¿Pero sabes lo qué me pasa?¿Lo qué lleva en mi mente y en mi corazón tanto tiempo y quiere salir?¿Lo qué me ha hecho cambiar tanto?
+No, no lo sé.
-Pues que te quiero. Llevo tanto tiempo queriendo decírtelo, que hasta hubo un tiempo que creí que había conseguido olvidarte, pero no es así.Pensaba que mi corazón ya no latía por y para ti. Pero me equivocaba y solo me estaba engañando a mi misma. Pero el corazón, es imposible de engañar...
+...simplemente la mente puede creer en sentimientos que no se sienten. ¿Sabes por qué lo sé?
-No.¿Por qué?
+Porque me pasa lo mismo que a ti. Sólo que yo con el tiempo he aprendido a no intentar engañar el corazón, porque sé que es imposible. Y por eso ahora estoy más seguro que nunca de que te quiero, con todo. Con tus defectos y tus virtudes. Y por mucho que cambies te voy a querer igual.

La suerte de mi vida y la desgracia de mi corazón.


-He sido feliz. Has cambiado mi vida, hasta tal punto, que había momentos que no recordaba mi vida antes de enamorarme. Pero has roto mi corazón. Me has hecho sufrir y casi siempre desaparecías en los malos momentos. Siempre estabas para los buenos. Yo te decía que no me fallabas nunca, pero era porque no veía. Estaba ciega. Tenía una venda que hacía que no me diera cuenta de que gracias a ti había sido feliz, pero ahora, ahora quiero serlo igual pero sin ti.

Segunda opción.

Puedes sonreír, o llorar. Puedes luchar, o abandonar. Puede perseguir, o quedarte en el camino de tus sueños. Pero pase lo que pase, habrá una segunda opción.

I'm not.


-Haber, cuéntame por qué lloras. Por qué estás triste.
+Pues porque no sé lo que siento. No sé si le quiero a él, o a otra persona. Antes estaba tan segura y ahora... ahora no sé nada.. Y eso es lo único qué sé: nada.
-¿Por qué no vas y hablas con él?
+¿Cómo?¿Qué le digo?'¡Eh! Qué no sé lo qué siento, pero que creo que tú me quieres. ¿Es verdad?'
-Primero deberías saber lo qué sientes seguro, sino...
+¡Ese es el problema! ¿Qué siento?
-¿Me lo preguntas a mi?¡No lo sé! No soy tu corazón.

Detrás de las nubes viene el el sol.


+¡Está lloviendo!
-Pero la lluvia no es mala.
+¡Pero no me gusta!
-¿Sabes lo bueno?
+No. ¿Qué?
- Qué después de la tormenta viene el arco-iris.
+Pero, ¿y mientras llueve?
-Aprendes.
+¿A qué?
-A bailar bajo la lluvia. A no mojarte, por mucha agua que te haya caído encima. A disfrutar de los grandes y de los pequeños momentos. Aprendes a vivir.
+¿Y todo eso, sólo mientras cae agua del cielo?
-Todo eso, mientras te sientes vivo, y te olvidas de todo.

Hasta el infinito y más allá.

-¿Vienes?
+¿A dónde?
-Al fin del mundo.
+¿Contigo?
-Junto a mi.
+Entonces claro que voy.

Forgett.

-Te quiero. Te necesito. Te amo. Te regalaría el sol siempre que me lo pidieras. Haría desaparecer todas las estrellas del cielo si tú lo quisieras.Giraría la luna, para que vieras su cara oculta. Viajaría a cualquier lugar si fuera a tu lado. Jamás te caerás, porque yo estaré para sujetarte. No me iré nunca. No me separaré. Pero a cambio solo te pido una cosa.
+¿Qué te quiera?
-No, que me olvides. Para poder olvidarte yo después.

It's too late to apologize.


-Perdón. Perdóname, por favor. Espero qué me puedas perdonar algún día.
+¿Perdón?¿Perdonarte?Pero si no me has hecho nada...No sé a que te refieres.
-Pues a que siento haberte hecho perder tanto tiempo. Siento que hayas gastado tantas palabras por mi, cuando realmente no querías hablar conmigo. Yo...¡siento haberte hecho perder el tiempo! Y sobretodo siento quererte.

Se va.

-¿Qué harías si yo me fuera para siempre, si yo desapareciera de pronto y no me pudieras recuperar?
+¿Qué haría?No viviría. Porque se iría mi vida.

Antes, no después.


Antes de enamorarme debería haber mirado las consecuencias. Debería haberme fijado en que iba a doler. Tenía que haber visto que no me querrías para siempre. Qué algún día esto iba a terminar. Debería haber pensado desde el principio en como iba a olvidarte. En como iba a dejar de sentir esto que siento. Pero no lo hice. No me hice caso a mi misma. No seguí mi promesa de no volver a enamorarme de alguien si no sabía desde el principio como olvidarle. Me dejé llevar. Sufrí mucho. Pero comprendí lo que era el amor verdadero, y ahora sé que existe, y es con el que más sufrimos.

Contigo porque me matas, y ahora sin ti ya no vivo.


-No sé lo qué me pasa. Junto a ti sufría demasiado, y cuándo me fui no puedo vivir.
+¿Por qué me lo cuentas?
-Tal vez porque tú eres quien mejor me puede comprender. Porque a pesar del pasado sigues escuchando y dando tan buenos consejos como siempre.
+Sí, te entiendo.
-Si era junto a ti podía hacer cualquier cosa que me planteara, pero ahora...ahora no sé ni respirar. Me duele cada vez que mi corazón late, y me dice que te necesita. Cada vez que encuentro algo que me recuerde que estuvimos juntos, yo...yo me derrumbo. Se me va la fuerza, las ganas de vivir, las ganas de sonreír; y sólo quiero llorar. Mis amigas me preguntan qué por qué no te olvido. Qué por qué sigo pensando tanto en ti. Qué si tanto sufría, ¿por qué sigo necesitándote? Y yo no sé qué responder les. Eres tú quien me hace llorar, pero solo tú me puedes consolar. Eres tú quien hace qué mi sonrisa desaparezca, pero eres el único que me hace sonreír. Y porque a tu lado el límite de lo qué sentía era el cielo.
+Me sigues queriendo.
-No, te sigo amando.

Imposible sonreír.

¡Sonríe! Antes, siempre que te miraba estabas riendo, ahora siempre lloras.¿Qué te pasa?¿Qué te han hecho para que dejes de ser feliz?
+Dime que me quieres y sonreiré todo lo qué me pidas.
-Pero es que...
+¿No me quieres verdad? Por eso lloro.

A un rincón del universo.

-¿Dónde vas?
+Lejos de ti. Donde no puedas encontrarme.
-¿Ya no quieres estar a mi lado?
+Lo qué no quiero es quererte de la forma en la que te quiero. Duele demasiado.

Allí estoy yo.


Si alguna vez me buscas solo tienes que ir a la ciudad de los sentimientos inexplicables. Todo recto por el bulevar del amor, y la segunda a la derecha por el camino del sufrimiento. Hasta llegar al barrio de los corazones rotos. Allí, dónde se cruzan el odio y la tristeza, donde la gente no sonríe nunca y espera qué sus amores vuelvan ha aparecer; vivo yo.En el edificio de las mil lágrimas. En el quinto E. Aunque casi nunca estoy ahí. Ya que me paso el día en el barrio de sonrisas fingidas. Y cada día sueño con poder mudarme a el barrio de las lágrimas de felicidad. A el edificio en el que vivía antes, el del corazón ilusionado, ¿recuerdas? Tú hiciste que me mudara de ahí para vivir contigo en la ciudad de las relaciones. En la calle de las esperanzas.
Pero aunque viva en un sitio, me pase el día en otro y sueñe con mudarme a otro, mi teléfono siempre está disponible.

Sonríe, los buenos momentos no se olvidan.


-¿Por qué lloras?
+Son tantos motivos qué me tiraría días, horas, ¡años! hablando de ellos.
-Pero por muchos motivos que tengas para llorar, siempre habrá alguno más para reír no?
+Tal vez...
-¿Sabes lo qué te pasa? Qué no te das cuenta de la cantidad de razones que tienes para reír. Sólo ves lo malo del mundo. Crees qué tienes mil motivos para llorar, cientos de momentos malos. Pero no te paras a pensar, qué los momentos realmente importantes son los buenos. Los que nos hacen reír, en los que estás con tus amigos. Y dime, cuándo estás riéndote con tu mejor amiga por una payasada, ¿te acuerdas acaso de ese chico que no te quiso por mucho qué tu le querías?
+Pues...no, la verdad.
-Porque eso es pasado, y lo que te importa es el presente, ¿y acaso importa algo, que a lo mejor en quince años vallas a dejar de ser amiga de tu mejor amiga, para no reír juntas ahora?¿Y te importa qué esa persona no valla a estar contigo siempre para volverte a enamorar?
+¿Por qué haces todo esto?¿Por qué me ayudas tanto, si piensas qué no seremos amigos para siempre?
-Por lo que te he dicho. Porque aunque no sea para siempre, ¿qué más dará, si lo qué me importa ahora es estar contigo?

Hay que empezar de cero para tocar el cielo.

-Lo qué necesitas es olvidarte de una vez por todas. Decirte a ti misma qué no le quieres, y creértelo. Y llegará un día qué eso no sea mentira, qué sea de verdad, el día que le hayas olvidado para siempre.
+Pero es que ¡no puedo! Es imposible para mi dejar de pensar que le necesito, aunque sea sólo un momento.
-Pero para volver a ser feliz tienes que empezar de nuevo, y después tocar el cielo. Llegar a lo más alto y darte cuenta de que sin él todo es más fácil. Que puedes hacer lo qué sea si él no está. No le necesitas, y estarás mejor cuando dejes de decirte a ti misma 'le quiero'. Y sobretodo, cuando dejes de sentirlo.

Miraré la vida de colores, siempre que tú estés a mi lado.

Verde. Rojo. Naranja. Rosa. Azul. Morado. Amarillo. Azul marino. Azul celeste. Verde pistacho. Plateado. Beige. Burdeos. Aguamarina. Lila. Amarillo limón. Violeta. Magenta. Cían. Carmesí. Bermellón. Escarlata. Granate. Carmín. Amarato. Verde lima. Verde kelly. Esmeralda. Jade. Verde veronés. Arlequín. Esparrago. Verde oliva. Verde cazador. Azul cobalto. Azur. Zafiro. Añil. Turquí. Azul de prusia. Azul majorelle. Fucsia. Malva. Salmón. Lavanda. Turquesa. Azul cielo. Ámbar. Amarillo indio. Amarillo selectivo. Marrón. Pardo. Kaki. Ocre. Siena. Siena pálido. Borgoña. Lavanda floral. Amatista. Púrpura. Púrpura de tiro. Coral. Sésamo. Albaricoque. Piel.
Tantos colores y entonces ¿por qué la vida siempre es blanca o negra?

Piedras en el camino.

-Estoy súper confusa.
+¿Y eso?¿Por qué?
-Porque no sé lo qué pasa al mundo.
+¿Cómo, cómo? No te entiendo.
-Pues qué el mundo está loco. Cada uno hace lo que quiere, y casi nunca nadie piensa en los demás. Si dos personas se quieren, importa más lo que piensen los demás, lo qué haya pasado antes entre ellos y lo que valla a pasar qué el hecho de qué se quieren. Ya no importa si le amas o no, sólo importa qué hagáis buena pareja y qué el no te valla ha hacer sufrir. Pero la gente no sé da cuenta de que si no sufres nunca serás feliz. No sé da cuenta de qué para aprender dónde están las piedras del camino, primero hay qué tropezar con ellas. Qué por muchos mapas que tengas, y por muchos consejos que te den las personas, llegará un momento en el qué tú recorrerás tu propio camino, y no habrá nadie que te ayude y te diga dónde te vas a caer y dónde no. El mundo está loco, si cree que conoce todos los caminos y todas las piedras.

+Porque te quiero.


-¿Sabes qué?
+¿Qué?
-Qué si quiero puedo quererte.
+¿Y por qué no me quieres?
-Porque es muy fácil enamorarse de alguien cómo tú, pero muy difícil olvidarse.
+No hará falta qué me olvides.
-¿Por qué?

Siéntelo de verdad.


-¿Y tú?
+Yo, ¿qué?
-Qué si me quieres.
+¡Claro!¿Por qué lo preguntas?
-Por que no lo parece.
+¿Y qué tengo qué hacer para demostrarte qué te quiero?
-Decírmelo.
+Te quiero. ¿Ya está?
-No, no está. Porque lo dices por decir, no porque lo sientas.
+¿Y cómo lo tengo qué decir para qué te lo creas?
-Pues sintiéndolo.