martes, 5 de julio de 2011

Te lo prometo.


-¿Ves esa estrella?
+Sí, ¿sabes como se llama?
-No, pero eso no es importante.
+¿Por qué? ¡Así siempre podrás identificarla!
-No importa el nombre, lo que importa es el brillo.La forma de iluminar el cielo, los dibujos que hacen con las demás estrellas.
+¿Y la qué me has señalado como brilla?
-Es la mas brillante después de tus ojos.
+¿Y qué forma tiene?
-Pues es una chica, una chica preciosa. La más bonita del mundo. Su sonrisa es capaz de detener el mundo y sus lágrimas de hacer entristecer a todas las personas. Cuando cierra los ojos se apaga la luz del universo y cuando los abre brilla mas que el sol. Si su corazón dejara de latir el firmamento se moriría. Y cuando ella es feliz, hay cientos de miles de personas que también lo son.
+Quizás hay alguna de esas personas a las que hace feliz por aquí cerca. ¿No crees?
-¡Claro qué sí!
+¿Tal vez esté al lado de la chica de los ojos más brillantes del mundo?
-¡Por supuesto!
+¿Y qué pasaría si la persona capaz de dar vida al firmamento solo con los latidos de su corazón estuviera enamorada?
-¡Oh! Entonces eso es bueno, porque late mas rápido y es mas feliz.
+¡Pero solo si la otra persona la ama a ella también! ¿Lo hace?
-Por supuesto, es imposible no quererla.
+¿Y sería capaz de prometerle un para siempre?
-Lo importante es que sería capaz de cumplirlo.

2 comentarios:

  1. tu blog es una pasada, ya te sigo, pasate por el mio, un besazo http://sonreirydisfrutar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Esa estrella eres tú vida y haces feliz a millones de personas ;)

    ResponderEliminar